lunes, mayo 26, 2008

Crónica de una agonía anunciada

En unos días no quedará nada. Después de haber conocido a Alicia, a mi buen Atreyu, hablar con Quijotes, volar con demonios, brujas y ciegos, comer luciérnagas de sueños y beber versos cursis, verdes y mediocres. Aceptar por fin que soy una roca, parece que el mundo grita y me empuja hacia ningún lado. Es el momento de escribir sin saber hacerlo, es tiempo de vivir sin haber nacido.

4 comentarios:

°::Elissa::° dijo...

Pero ... porque¿?

Marilú... dijo...

órale! dame la receta no?
suena muuuy tentador

Judy dijo...

Hola Memo;

Hacía mucho que las mariposas no emprendían el vuelo, y las luciérnagas no brillaban más...hoy han regresado, hay luz...mucha luz y los aleteos de mis mariposas no cesan.... que agradable es volver a leerte... renueva y fortalece..Muuuuaaaccc!!!
Ah por cierto, te envié un email hace mucho y aún sigo esperando la respuesta.

Judy

Guillermo Carballo dijo...

ELISA:
PORQUE la vida empieza cuando comienzas a morir... y después dicen los que han regresado de la muerte, que es la pura vida.

besos...

****

MARILÚ:
LA receta está en escribir, leer y poder tomar clases en la sogem...o simplemente vivir un mundo absurdo y poco realista.

saludos totales,

****

JUDY:
Sí recibí tu correo, he leído tus post, me agradan y los agradezco, qué esperas que te conteste?? si somos lo mismo, el mismo reflejo... y el mismo espacio...

besos totales,