sábado, agosto 16, 2008

Esperando la esperanza

El suspiro de una lengua,
Sólo la pudo imaginar dalí para regalárselas,
A los búfalos de acero inmóviles,
Trazar una sonrisa para los semáforos muertos durante la oscuridad,
Pegados con el nombre del tiempo de un Godot que nunca llega,
¿esperamos? ¿qué esperamos?
Los rinocerontes blancos jamás se detienen a esperar una esperanza,
se cansan de hablar con invisibles profetas.
Hombres aman piedras sin mirar su rostro.
Bordeando la boca enredada de los sueños de un unicornio que quiso ser y nunca fue.

6 comentarios:

Judy dijo...

Parece que la paz ha retornado a tu alma, me alegra mucho Memo.¡Has vuelto a escribir!
Puedo ver que la luna , las estrellas y miles de luciérnagas brillan en tus letras.
Qué bueno que no soy un rinoceronte blanco pues yo si espero, estoy en espera de llenar mis sueños con miles de estrellas y unos besos prometidos, de azul intenso para entregarse totales. También espero tocar esas alas translúcidas , para que me apapachen, me arrullen. "Puff the magic dragon..."
Con infinita sensibilidad, de tu cómplice fría y nublada, entre muchas líneas cargadas de sueños,ilusiones y montón de gominolas de colores...of course!!!

Muuuuuuuaaaaaaaaaccccssss!!!!

TrAvIjE dijo...

Ahora sí hiciste tu tarea. Yo sólo parloteo naderías, eso me tranquiliza.

Deberíamos de parlotear con una chelita en el centro, por cierto, a ver cuándo, asté, me concede la gentileza.

Guillermo Carballo dijo...

TRAVIJE:

Cuando quieras, sólo que cuando estoy a punto de irme a un lugar, la tierra tiembla o aparece un dulce monstruo o llega un sueño y tengo que cancelar.

Pero esta vez no fallaré.


saludos totales,

CoTopi dijo...

Un unicornio que quiso ser y nunca fue...

Me fascinó.

Cariños Guillermo

K4RMIN4 dijo...

Sentarse a esperar lo que no ha de llegar; y dejar pasar lo que hoy tenemos; siempre tan simples y siempre tan complejos.

Un gusto leerte.

Saludos

Marilú Repudio dijo...

oh por dios! cuanto cambio tu blog xD